El joven rico. Peligro de las riquezas: Mt 19,16-30; Mc 10,17-31; Lc 18,18-30

 

Del libro "VERBO y verso"

 

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés




 

LAS ARCAS DE LA VIDA

 

Hay riquezas que presionan

las almas débiles,

como el peso de los montes

sobre la tierra.

Es el templo material

de adoración al dinero

adulterado en el barro.

 

Vulgares torres

y altas almenas fugaces

otean el hontanar

de fronterizos placeres

del cuerpo, de la carne

y del poder y la gloria.

Logros efímeros

en el viaje temporal.

Es difícil conquistar

la luz divina

en el templo de ambición.

Un ocaso silencioso

planea estéril

en el límite del cielo.

 

No así en largueza

de manos fieles.

La cosecha de las almas,

cuando se anulan los moldes

de la humana condición

y se desborda el espíritu,

se crea amor y hay riqueza

en las arcas de la Vida.

 

 

 

SOY DÉBIL

 

Dame la vida eterna,

cumplo los mandamientos,

desde mi juventud.

Pido, Señor, ser bueno,

y ganar tu favor,

ser del Reino heredero.

 

Me pides que abandone,

mi tierra, mi riqueza,

que siga tu camino

por la empinada senda

que conduce a la gloria,

que mi vida te ofrezca.

 

Si pudiera, Señor,

arrancar de mi pecho

el amor a mi vida,

el amor al dinero,

el malsano egoísmo,

mi soberbia, mi ego.

 

Si pudiera, Señor,

entregarme a Ti entero,

lograría la paz

que en mi interior anhelo.

Pero sabes que soy

débil y no me atrevo.

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

email del autor: universo@universoliterario.net



 

 


 

Contenido del sitio

 

Poesía trascendental

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Del libro: "VERBO y verso".
email del autor: universo@universoliterario.net